Blog

Si algo está presente en el Aukera, es el mar, el mar a través del remo, distintivo que preside su entrada.

Esta afición por al deporte naútico persigue a Julen desde pequeño, y ahora continúa la saga de aficionados, su hijo, que ya apunta maneras.

El remo, y el Urki, su hobby y su club, sentados en una misma mesa; departimos con su presidente, para que nos cuente la historia, las victorias y las anécdotas de este club con casi un siglo de historia.

Fué en 1922 y en la calle príncipe de Donosti, donde plasmaron la primera firma y dieron nombre a esta sociedad deportiva, en principio con carácter amateur, los señores:

PRESIDENTE               D. Juan Landaberea

VICE-PRESIDENTE    D. José Egurbide

TESORERO                  D. Ignacio Uranga

SECRETARIO              D. Luis Echeverría

VOCALES                      D. Aquilino Echeverría

D. Ramón Aristiguieta

D. Luis Zubillaga

Comenzaron con una Yola (embarcación móvil que se usa en el mar), se ganan varios campeonatos y en 1948 se incorporan embarcaciones diferentes, como son la 4 con timonel, y la 8 con timonel (el modelo utilizado en la Oxford-Cambrige).

El Urki consigue llegar lejos, a pesar de las difcultades iniciales, y logra empatar en records con Orio en los campeonatos de España de 8 con timonel.

Estará presente en la Olimpiada de Roma en la misma modalidad y posteriormente en Milán, ya en el año 1950.

Pero si hay algo que distingue su identidad, son sus colores: Rojo, Verde y Blanco… Colores que en la época teníana connotaciones no muy positivas y que suponían obstáculos a la hora de participar en las diferentes competiciones.

Con los colores, y siempre en tono jocoso, y con una pizca de melancolía, recuerda su presidente una anécdota, muchas veces narrada por los veteranos del club, y que la comparte con orgullo y cariño.

image

Tras la guerra, debían informar a la Guardia Civil de cada uno de los movimientos, de las actividades que realizaban y dar cuenta de todos los detalles, cuando en una ocasión pusieron especial énfasis al por qué de esa bandera tricolor, el secretario respondió:

- “El rojo representa babor, el verde estribor, y el blanco…la luz de posición”

No tuvieron más que asentir, ya que estos colores efectivamente responden a la jerga naútica, así que pasaron sin problema los controles.

Actualmente Urkirolak, se encuentra en el barrio de Loyola, cercano a Amara, cercano al  Aukera y cuya visita para los remeros es obligada. El Aukera es también un poco su casa.

Julen ha pintado su bar con su pasión por el mar, remos, bancos, zapatillas, camisetas, todos los objetos que visten sus paredes han sido donados por el club que ahora a su hijo le da alas para ser un grande en este duro deporte.

Un motivo más para venir a vernos, sentirse un poco más cerca de la bahía y dejarse empapar por ese deporte tan nuestro, como es el remo.

Gora Urkirolak!!

 

El Aukera entre dos

Dicen que los sueños si se comparten, se cumplen antes, que las ilusiones en compañía saben mejor, y que el trabajo, entre dos, es menos trabajo…

Hace 20 años, se cruzaban las vidas, en plena parte vieja donostiarra, de Julen y Cristina… Julen pasaitarra, donostiarra ella, no podían más que encontrarse en pleno corazón del bullicio hostelero de la ciudad.

Allí se encontraron, se conocieron, charlaron y bebieron, se rieron, y empezaron a compartir sueños y a hacer las cosas entre dos.

20140219_153922~2

Julen ya tenía mano en la hostelería y a Cristina no le faltaba experiencia tras haber pasado por varios establecimientos de la capital gipuzkoana…

Cuando hace casi un año el Aukera decidió dar un giro, allí estaban los dos, codo a codo, para que todo saliera a la perfección.

Desde ese momento Julen y Cristina, Cristina y Julen, son el #aukerabar.

Ella en la cocina, no sabéis cómo hace las tortillas, cómo se maneja en los fogones, y el cariño que le pone a su barra de pintxos, está atenta, siempre… es agil, y mira a Julen y mientras le pone en su sitio el cuello de la camisa, me dice que es “pegajoso”, y que ahora le da vergüenza…

Julen sabe que sin ella, ésto no hubiera sido posible, y cuando les estoy haciendo fotos, él le comenta que mejor sin delantal, y entre risas y admiración mutua, se siguen mirando como el primer día…

Ahí reside el éxito de un negocio, el éxito de todo, el de la vida, en hacer las cosas con cariño, en saborear  los triunfos y superar los fracasos con la mejor de las compañías. Ellos, no me cabe duda, son reflejo del trabajo, del riesgo y del tesón.

El aukera, como podéis comprobar, tiene dos caras, una se presenta amable y dicharachera en la barra, la otra igual de amable, en la cocina, espera reflejar todo eso y mucho más, en sus platos… El equipo perfecto!!!

20140219_154124~2

Y así nació el Aukera…

Aires del Bidasoa y salitre pasaitarra, fue la mezcla perfecta para que hace 21 años, el Aukera abriera sus puertas de la mano de Julián y Maite.

Etxekoandre ella, marinero él, ya contaban con amplia experiencia en hostelería, el Club Deportivo Donosti, el Txalaparta, etc… todos ellos en el popular barrio de Amara.

Ya desde sus inicios el Aukera se destacó como bar de referencia entre los parroquianos, menús para trabajadores que frecuentaban la zona, menús caseros que contenían la materia prima y la elaboración que tanto anhelamos cuando el trabajo nos impide regresar a casa …

IMG-20140213-WA0002

Comida casera y no nos podemos olvidar de el poteo, esa hora de salida, ese momento de juntarse para comentar el partido del día anterior, la charla con los amigos, momentos mágicos, que aún conserva y potencia el Aukera actual.

Julian y Maite siempre contaron con la ayuda de sus dos hijos, Julen y Eduardo, para sacar este negocio adelante. Y con el paso del tiempo ha sido el primero, Julen, el que se ha hecho un hueco en la hostelería donostiarra, al hacerse cargo del nuevo Aukera.

Julen Larrainzar, analizó las exigencias de la clientela, el cambio de los tiempos, y los nuevos clientes que quería traer al Aukera, y hace unos meses se embarcó en una obra, para reformar nos sólo a nivel estético, todo el bar.

IMG-20140213-WA0001

Actualmente, en el Aukera no sólo se degusta una comida excelente, sino que podemos disfrutar de una extensa bodega, y los cambios en el local, no han hecho más que hacerlo un lugar acogedor y de referencia para todos los donostiarras.

Su cogote, su txuleta, sus vinos, y esa repleta barra de pintxos, hacen que desde cualquier parte de la ciudad, nos apetezca… un #momentoaukera !!

Os esperamos!